Si quieres ser como Martin Amis

enero 25th, 2009 § 1 comment § permalink

Olvídalo.

Pero si quieres insistir:

- Atrévete con tu propia opinión, pero haz los deberes.

Si te preguntas sobre Vonnegut

“Ahora es, ¿qué exactamente? Sus últimas novelas son desiertos, salpicados del esporádico oasis paradisíaco. Esos buenos momentos son, simplemente, reversiones a su estilo anterior [...]“

será porque antes lo has analizado:

“La novela característica de Vonnegut opera del modo siguiente: una trama semifantástica (con extravagantes vicisitudes y cambios), un ataque a algún objeto moral de envergadura (guerra atómica, desigualdades económicas, soledad) y, en medio, por los bordes, una sátira deliciosamente sopesada de los Estados Unidos ordinarios, irreflexivos e inocentes.”

- Sé duro, sé consciente.

“Siempre es posible que la mejor obra de Mailer aún esté por llegar

- Encuentra el argumento y arma tu discurso:

“William Borroughs, como muchos novelistas cuya modernidad nos permitimos, es esencialmente un escritor de “trozos buenos” [...] La mayoría de Borroughs es basura, y una basura indolentemente obsesiva, además [...] Pero los trozos buenos son buenos.”

- Define, acierta:

“Spilberg es, como artista, un espejo, no una lámpara

- Y, por supuesto, admira:

“Mientras los derechos de sus contemporáneos siguen más o menos indeterminados, Saul Bellow es realmente un gran escritor americano.”

Merece la pena hacer el ejercicio, extraer éstas y tantas otras lecciones del estilo de Amis, que no por ser directo deja de ser sopesado, algo que se consigue sólo si sabes de lo que hablas y no te muerdes la lengua. El infierno imbécil,

Amis-por-angela-gorgas

Share

Where am I?

You are currently viewing the archives for enero, 2009 at Flores de Retórica.