Ayer, de Kristof

julio 21st, 2009 § Comentarios desactivados § permalink

Levantarse cada día y recordar, cada día, nuestro ensueño. Otra clase de condena.

 

Dos años después de la partida de Caroline nació mi hija Line. Un año más tarde nació mi hijo Tobías.
Los llevamos a la guardería por la mañana. Vamos a recogerlos por la tarde.
Mi mujer, Yolande, es una madre ejemplar.
Yo sigo trabajando en la fábrica de relojería.
En el primer pueblo no se sube nadie al autobús.
Ya no escribo.

 

Share

¿Conocerá Obama a Fogwill?

julio 18th, 2009 § Comentarios desactivados § permalink

Cruzo lecturas, por la mañana me aplico con Fogwill y doblo una esquina del libro por una frase que después, mientras tomo café y repaso el periódico, relaciono con el artículo en el que me detengo: “los hombres preparados para esperar el poder son quienes más fácilmente caen en la ilusión de los poderes de la esperanza.”

Más tarde el protagonista comerá mierda.

Share

¿Conocerá Obama a Fogwill?

julio 18th, 2009 § Comentarios desactivados § permalink

Cruzo lecturas, por la mañana me aplico con Fogwill y doblo una esquina del libro por una frase que después, mientras tomo café y repaso el periódico, relaciono con el artículo en el que me detengo: “los hombres preparados para esperar el poder son quienes más fácilmente caen en la ilusión de los poderes de la esperanza.”

Más tarde el protagonista comerá mierda.

Share

Ligeramente desenfocado

julio 14th, 2009 § Comentarios desactivados § permalink


Dejó Guerra y Paz a medias para cubrir con su cámara el auxilio a las tropas americanas rodeadas por los alemanes en Bastoña. Una decisión que le permitió fotografiar a unos cuantos héroes, que son siempre los soldados del bando ganador, vivos o muertos.

No sabemos si Capa terminaría alguna vez el libro, quizás fue suficiente para él que lo mantuviera ocupado mientras esperaba algo de acción.

Yo sigo leyendo.

Share

Where am I?

You are currently viewing the archives for julio, 2009 at Flores de Retórica.