Sótanos

agosto 24th, 2012 Comentarios desactivados

Cara de Pez estaba deseando salir del sótano de su hermana. Había sido la casa de su madre, pero la hermana se las había apañado para quedarse con todo, la casa y la herencia, con la ayuda de un abogado. Como tenía algo de conciencia le había dejado una habitación abajo, gratis, pero sin derecho a cocina y con una candado en la puerta que llevaba al primer piso. No había mucho más que una colchón, un fogón eléctrico para cocinar, un ventilador y un váter y una ducha. Y estaba plagado de cucarachas. Aunque Cara de Pez entendía que le tratara como un perro al que no se le deja entrar en casa. Con todo lo que había decepcionado a su familia, lo entendía. Pero ningún hombre debería vivir así, ni siquiera un yonqui acabado como él.

Estos días leo El jardinero nocturno de George Pelecanos. Tras esta descripción me acordé de Bubbles en The Wire.

El jardinero nocturno

Share

Comments are closed.

What's this?

You are currently reading Sótanos at Flores de Retórica.

meta